REM y su crítica al Partido Republicano

REM es la una de las bandas fundadoras del rock alternativo y fieles representantes de la autonomía creativa en la industria musical. En los ’80, junto con The Replacements, Pixies y Sonic Youth, se autogestionaban sus giras por Estados Unidos en una furgoneta y recintos de 300 personas de capacidad sin esperar que los sellos discográficos les lanzaran limosnas a cambios de canciones convencionales y fácilmente comerciables. 

En sus comienzos, prefirieron el camino largo de la independencia, desarrollando una escena ligada a las radios universitarias, símbolos de la música que no era parte del sistema y con una propuesta cultural que era mucho más interesante que la decadente imagen que mostraban las bandas de rock ochenteras en USA. La propuesta de las radios universitarias era presentar grupos que ofrecían nuevas formas de entender la música y la sociedad, en un país que vivía en las postrimerías de la guerra fría. Y REM era los preferidos de este circuito, y los alumnos aventajados de la clase (con sus letras inteligentes y melodías elegantes). 
Ya a principios de su carrera, se reconocía en la banda su postura confrontacional frente al Partido Republicano de EE.UU., específicamente a lo referido a sus políticas económicas y militares. En esta tónica, es interesante el análisis sociopolítico que Michael Stipe –vocalista y líder de la banda- hace de esta época, en donde se puede apreciar el descontento por un sistema que beneficia a los poderosos, castiga a los demás, y le quita voz a la ciudadanía. En los ’80 fueron capaces de retratar el Estados Unidos de Ronald Reagan, un país envidiado por su supuesta prosperidad económica, pero en donde el ciudadano común, aquel que tal como Stipe y compañía vivía en localidades alejadas del progreso, como Athens, sólo se vivía desencanto y rabia frente a una realidad mucho más amarga de la que los noticieros señalaban. Canciones como ‘The Flowers Of Guatemala’, ‘Orange Crush’ y ‘Swan Swan H’ son ejemplos la crítica de Stipe a la política imperialista que los norteamericanos implementaron en todo el mundo.
En ‘Begin To Begin’, del álbum Lifes Rich Pageant (1986), reconocen como todo se supedita a las necesidades de los poderosos, siendo el único voto que importa frente a una multitud que acepta sumisamente lo que los políticos señalan. Mientras que en ‘These Days’, la esperanza radica en los jóvenes como motor de cambio y en clara alusión a sacar a los republicanos del poder. 



Life’s rich demand creates supply in the hand
Of the powers, the only vote that matters
Silence means security silence means approval
On Zenith, on the TV, tiger run around the tree
Follow the leader, run and turn into butter
Pero es, sin duda, en ‘Ignoreland’, cuando REM se vuelve más crítico de la situación política ocurrida en toda la década de los ’80. En esta canción, Stipe hace referencia al debilitamiento de la democracia en donde el capitalismo y la manipulación de los medios de comunicación convierte a los ciudadanos en corderos obedientes frente a un sistema corrupto.



The undermining social democratic downhill slide into abysmal 
Lost lamb off the precipice into the trickle down runoff pool
They hypnotised the summer, 1979
Marched into the capital brooding duplicitous, wicked and able, media-ready
Heartless, and labeled. Super U.S. citizen, super achiever
Mega ultra power dosing. Relax. 
Defense, defense, defense, defense. 

Las críticas al partido republicano y a la política se aminoraron en general hasta llegar a las elecciones presidenciales de 2008. En esa época, Estados Unidos había sufrido 8 años con el republicano George W. Bush, que se pasó todo el mandato inventando guerras y generando un clima de temor apocalíptico en su país.

En este contexto,  fue significativo el nivel de compromiso que alcanzó REM con la candidatura demócrata de Barack Obama para impedir un nuevo mandato republicano. En ese año, la banda lanza Accelarate, su 14° álbum de estudio, dedicado a retratar el retroceso democrático que generó Bush, y entrega mensajes de esperanza para un futuro que a todas luces está referida a la candidatura demócrata. Canciones como ‘Accelerate’, ‘Hollow Man’, ‘Sing For The Submarine’ y ‘Until The Day Is Gone’, son una muestra todo ese compromiso político.
De hecho, en sus conciertos en Chile, en noviembre de 2008, Michael Stipe paralizaba el concierto para saber e informar los resultados que en ese mismo momento se estaban desarrollando en la elección presidencial de Estados Unidos.



The battle’s been lost, the war is not won 
An addled republic, a bitter refund 
The business first flat earthers licking their wounds 
The verdict is dire, the country’s in ruins 
As we’ve written our stories to entertain 
These notions of glory and bull market gain 
The teleprompt flutters, the power surge brings 
An easy speed message falls into routine
El compromiso de REM con la democracia y los derechos ciudadanos ha estado presente a lo largo de su dilatada carrera finalizada en el pasado mes de septiembre. En sus letras y declaraciones, Michael Stipe siempre ha reconocido estar en total desacuerdo con los principios del Partido Republicano, criticando la expansión del capitalismo, del imperialismo y sobre todo, de la creación de un ciudadano obediente y sumiso frente a las autoridades políticas. En este sentido, REM no es una banda que deslegitima la política o que la encuentre nociva perse, sino, más bien,  la reivindica desde la socialdemocracia, comprometiéndose con su rol ciudadano.
A diferencia de otras bandas, REM no va por el camino fácil de criticar livianamente a la política o señalar que todos los políticos son corruptos. REM asume la postura valiente de declararse anti-republicanos y adoptar otras tendencias políticas (adhiriendo al Partido Demócrata o al Partido Verde), porque para ellos la clave es participar en la política para hacer cambios profundos. Su independencia musical y creativa se traspasa hacia la política de manera tal que, del mismo modo en que se autogestionaban giras y álbumes; participan activamente en los asuntos de su comunidad para no dejar que los poderosos gobiernen a su antojo,

Frente a la sobrevalorada apatía política, REM prefiere actuar con inteligencia y sobriedad, más que con frases hechas para la galería, que es lo fácil de hoy en día.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: