Perdiendo la fe

Judith
No, esto no es acerca de Faith No More, REM ni George Michael (?). Es más bien un análisis e interpretación algo libre de una de las canciones más populares (si cabe ese termino) de la banda de Billy Howerdel y Maynard James Keenan, y específicamente muy cercano a este ultimo. Para no entrar en introducciones lateras, me refiero a “Judith”, de aquel mar de nombres que formaba el primer disco de la banda y con dedicación a la madre del vocalista de Tool, quien producto de un aneurisma cerebral quedó postrada en una silla de ruedas por el resto de su vida.

La canción en si es una afrenta, una desgarradora confesión personal desde los más profundos conflictos que pueda haber tenido Maynard con aquel desafortunado hecho, y que sin embargo fue el primer single de la banda. Una canción algo contraria a las apologías mesiánicas de Cornell iremos revisando en el ejercicio de desmenuzar las liricas, donde el comienzo no es para nada suave.

“Eres una inspiración tal para las formas
Que nunca jamás voy a elegir ser”


Sin rodeos, contra la madre, anticipándonos que el resto de la canción deja en claro los argumentos para tal frase. Un ataque directo que denuncia el desapego que le provoca la figura materna, a pesar de su estado físico, un ataque más bien provocado por su accionar y sus creencias.

“Oh! tengo tantas maneras para demostrarte
Cómo el salvador te ha abandonado
A la mierda tu Dios
Tu Señor y tu Cristo
Él hizo esto
Tomó todo lo que tenías y
te dejó de esta manera
Y todavía le rezas, nunca te desvías
Nunca pruebas la fruta
Nunca pensaste en preguntar ¿por qué?”


La afrenta, la acusación, el cuestionamiento, el razonamiento lógico frente a la tragedia y la reacción a la misma, aquel razonamiento que no necesariamente es compartido en su origen, la religión, pero si es cuestionable sobre todo luego del compromiso fanático de la madre de Keenan con la fé en el Todopoderoso. El accidente para Keenan es la doble negación de la creencia, la prueba fehaciente de su inexistencia, que lo lleva al sufrimiento personal por aquel inentendible aferro a la fé de la afectada, la abandonada de la mano de dios, la incomprensión en su esplendor.

“No es como si mataras a alguien
No es como si le enterraras una lanza en su costado
¡Alabado sea el que te dejó
Roto y paralizado!
Él lo hizo todo por ti
Él lo hizo todo por ti”


El coro se refiere a la historia contada por la Biblia sobre la muerte de Jesús, y  como el sacrificio que aquel libro cuenta, es usado como pretexto para sostener la fé, aún después de las consecuencias que tuvo la tragedia, la cual no la mata ni la hiere levemente, sino que la deja en un estado de postración por el resto de su vida, como descubriríamos más tarde por 10.000 días, titulo del disco de Tool del año 2006 que profundiza en esta historia.

“Oh tantas tantas  maneras de que yo te demuestre
Cómo tu dogma te ha abandonado
Ora a tu Cristo, a tu dios
Nunca  pruebes de la fruta
No te alejes nunca,  nunca te rompas
Nunca – – – se ahoguen en una mentira
A pesar de que él es quien te hizo esto
Nunca pienses en preguntar por qué”


La segunda estrofa reafirma y repite lo de la primera, el aferramiento casi ciego a aquella fé, es señalada como la culpable de la miseria que la condena a la postración de por vida. Tanto como se acusa a Dios por el hecho se esta acusando a la madre por ni siquiera tener el coraje de cuestionarse el porque de su situación, no abandonar la creencia luego del abandono que se acusa ha sufrido Judith, no caer en la tentación ni desviarse del camino, como si la voluntad ‘macabra’ del creador no fuese un hecho lo suficientemente relevante como para entrar en una crisis moral y religiosa. Es ahí donde se crea el juego de palabras que da titulo a la canción, que si bien es el nombre real de la madre, paradójica y trágicamente genera una especie de paronimia con la expresión en ingles “tu lo hiciste” (“you did it”). Es tu culpa.

Habla con Jesucristo
Como si el supiera las razones
Él lo hizo todo por ti
Lo hizo todo por ti
Lo hizo todo por ti ..”

el video no tiene nada que ver con la letra, pero siempre es bueno ver amarrarse el pelo a Paz.

NOTA CURIOSA:la imagen del post, caratula del single “Judith” tiene una curiosa y casual (?) referencia a la cultura musulmana, quienes prohíben dentro de su religión el matar hormigas. [fuente]

1 comentario en “Perdiendo la fe”

  1. Notable. Que no te quepa duda que voy a llegar a la casa a darle wataje a "Judith". Para que veas lo que puedes lograr sólo usando palabras y música. "Words and music… are my only tools", como diría el gran Andy Wood (Mother Love Bone) en otra gran obra maestra: "Man of the golden words".

    Un aplauso para ti.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: