El Arriero: rescatando las raíces a través del rock

‘El Arriero Va’, mural en homenaje a Atahualpa Yupanqui y su clásica canción
Artista: Rodolfo Campodónico, Trenque Lauquén. 1999.

La Era De La Boludez, aquel disco editado en 1993, el tercero en estudio de los argentinos Divididos (con la producción de Gustavo Santaolalla), nos sorprende en su tercer track con una canción densa, emotiva y con una letra que evoca el folklore con una simpleza magistral. Aquella poesía cotidiana, tomando elementos naturales y de fácil reconocimiento para construir metáforas vitales y profundas, pertenece al reconocido cantautor Atahualpa Yupanqui.
Dentro de la discografía de la banda liderada por Ricardo Mollo y Diego Arnedo, es habitual encontrar este rescate que hacen de la música de raíz, que se ha mantenido, por lo demás, en sus veinte años de trayectoria como uno de sus sellos característicos, que se conjuga dentro de aquel potente rock de power trío que los hizo acreedores del seudónimo «la aplanadora del rock»’, a estas alturas, ya su nombre por antonomasia.

Atahualpa Yupanqui

A través de los años, han reinterpretado en varias ocasiones a grandes folkloristas latinoamericanos: Quirino Mendoza, Mario Arnedo Gallo, Ricardo Vilca, y al mismo Yupanqui. Además, variadas composiciones originales rescatan los sonidos de la chacarera, el malambo y otros ritmos del folklore argentino, incluso el tango, dentro de una búsqueda que ambos músicos tenían desde muy jóvenes, pero que se vio truncada, en parte, luego que conocieran al gran Luca Prodan e iniciaran la leyenda con Sumo. Esta búsqueda, según cuentan, no es a propósito, ni menos aún es con un afán chovinista o patriotero, sino que se enmarca dentro de una «devolución» cultural a quienes los han influenciado para llegar donde están. Es algo que les sale de manera natural, por su formación musical, y que no pretenden sea tomado como algo forzado.

La historia de la canción fue contada por los mismos integrantes en el programa Encuentro En El Estudio, de la televisión argentina, donde señalaron que, en plena sesión de grabación, comenzaron a improvisar un blues denso, zeppeliano, y mientras aquella densidad se iba apoderando de la sesión, Ricardo comenzó a agregarle a la improvisación la letra de Yupanqui, originándose, entonces, una de las grandes canciones del trío argentino, cuya carga emocional es producto de una sentida (re)interpretación tanto de la influencia de Page, Plant, Jones y Bonham, como del compositor trasandino.

El resultado, luego de 17 años de grabada, los lleva a asumir aquel aporte mediante el reconocimiento que ha llevado a toda una generación de jóvenes a descubrir quién es Atahualpa Yupanqui, y porqué está dentro de un disco de Divididos; una búsqueda que todos hemos iniciado alguna vez cuando descubrimos las influencias de nuestros artistas, y así vamos descubriendo y escarbando hasta los orígenes de la música, de Divididos al folklore al hard rock setentero a los inicios del blues, enriqueciendo nuestro conocimiento musical, abriendo nuestras mentes y revelando porqué este estilo de música ha permanecido por tanto tiempo.

Una de las primeras canciones de la banda que descubrí, por allá a fines de los ’90. Un sonido aplastante y emotivo, de esas canciones que se te quedan grabadas al instante, de esas que te emocionan, gracias a la electrizante guitarra de Mollo y aquella densa muralla alzada con las líneas de bajo, que te transportan a los lugares recónditos donde viaja el arriero, solo con sus animales, atravesando la pampa y la cordillera. Es de aquellos temas que se deben escuchar a todo volumen para lograr captar la esencia y la emotividad que resulta al sumar a Zeppelin y Yupanqui mediante la potencia de la aplanadora, una suma potentísima con un resultado que impresiona, desde la primera vez que se oye y que ya se ha transformado en un clásico.

Escuche a todo volumen la excelente versión de Divididos, registrada en La Era De La Boludez.

El arriero by Divididos on Grooveshark

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: