¿De que habla el rock en el 2012?

De música y letras está hecho el rock. Queremos comenzar un ejercicio. Queremos, a partir de este articulo, comenzar a descubrir el espíritu que mueve al rock en estos días; comprobar si existe un común denominador en las letras de aquellos discos que encabezan los rankings. Revisar de qué nos hablan aquellas melodías que acompañan nuestros días. Para esto, nos ayudamos tanto de nuestra lista elaborada por la comunidad +ROCK, como de aquellos que se realizan en paginas internacionales y chilenas cada fin de año.

No es un ejercicio que busque forzar una relación social o política. Sabemos que los estandartes de aquellas letras (como Rage Against The Machine, System Of A Down, Nine Inch Nails, etc.) están en un receso indefinido y pocos son los que aún mantienen las banderas en alto. El rock de hoy nos habla y nos muestra historias variadas, y son aquellas las que queremos descubrir, interpretar y conocer.

Puedes escuchar las canciones mientras las revisamos hacia abajo, poniendo play en el reproductor, y si quieres revisar el detalle de las letras, debes hacer click en las imágenes para agrandarlas.

Partamos por una de las revelaciones de este decenio, Tame Impala y su rock sicodelico en las letras que forman parte de su disco Lonerism, en ‘Elephant’ (Kevin Parker/Jay Watson) nos cuentan la historia de un ser arrogante y altanero (un gran empresario o banquero), observado desde una lejanía propia de quien mira a un espécimen en un zoológico, alguien tan extraño y lejano al observador que es representado metafóricamente como un paquidermo.

«Apuesto que se siente como un elefante / Agitando su gran tronco gris sólo por el placer de hacerlo / Tu sabes que es un sueño que pienses que el puede amarte / Lástima que tus posibilidades son escasas»
Otra de las revelaciones son los norteamericanos Baroness, que en ‘Little Things’ (John Dyer Baizley) nos hablan también acerca de la mentira que puede llevar al termino de una relación, ya sea ésta de amistad o de pareja, y como en un tris aquel amor se transforma en el más profundo de los odios y resentimientos. Una banda que vio truncado su éxito discográfico con el grave accidente que protagonizaron durante su gira europea allá por agosto:

«Tu gritas antes de cantar / Y haces tanto ruido / Tu mentiste acerca de todo / tu, sigilosa pequeña cosa»

Unos ‘viejos’ conocidos son los ingleses Muse, y el primer single de su disco 2012 The 2nd Law, «Madness» (Matthew Bellamy), cuentan una historia de desamor, de fallidos intentos por dejar todo atrás y una tardía comprensión sobre las necesidades de la pareja, lo que lleva a una petición de regreso en una relación en que ambos saben está marcada por la locura, y fue aquello lo que cegó y no permitió entender que todo lo que necesitaba el otro era amor, como decían los Beatles.

«Y ahora por fin he visto el final / Y no espero que te importe / Pero por fin he visto la luz / Finalmente he dado cuenta / Tengo que amar / Tengo que amar»

El primer single del nuevo disco de Deftones fue ‘Leathers’ (Chino Moreno). Un reto, una motivación a ser honestos, a mostrarnos tal como somos, a sacar todo de adentro, no tener miedo, aguantar el chaparrón y enfrentar nuestros miedos. Enfrentar y derrotar a nuestro enemigo interior para que el mundo nos vea en plenitud, liberarnos, dejar todo a la vista, como una piel, como el cuero de un animal.

«Bota tu carcaza, muestra tus líneas y formas / Vistete con tus entrañas / Por fuera / Muestra a tu enemigo / Tal como eres / desde el interior»

Sixteen Saltines’ (Jack White) fue la carta de presentación del primer disco solista del prolífico Jack White, que nos cuenta una historia de obsesión adolescente en que el título de la canción hace referencia a unas galletas saladas, que al ser consumidas en exceso todo lo que producen es dejarnos secos, con sed y sin nuestra hambre saciada, como puede ser pensar todo el día en alguien inalcanzable de la que conocemos muchos detalles de su vida sin llegar a conectarnos con ella realmente.

«Ella tiene pegatinas en su casillero / Y el número del chico está ahí en destacador / Tengo hambre y el hambre no se va / Yo como dieciséis galletas saladas  y entonces me chupo los dedos»

Slash y sus conspiradores, en ‘You’re A Lie’ (Saul Hudson/Miles Kennedy) nos hablan de desamor, de desengaño y mentira, una canción de alguien herido y humillado por tanto tiempo hasta que dice «no más, te puedes ir», una despedida con rabia y sin vuelta atrás en una de las grandes canciones del año que nos dejó, que sin embargo, al no referirse directamente a una persona (el o ella) deja abierta la interpretación a que sea dirigida a alguna droga y el ‘you’ se refiera a las voces interiores que no dejaban abandonarla por más que lo tratase.

«Tu me desangraste / me derribaste / Tu tiempo se ha ido / Te puedes ir / Porque eres una mentira  / toda mi fe se ha perdido / Porque eres una mentira / No necesito que me salves nunca más»

Por último, dejamos a Soundgarden y su regreso, donde toman la pluma para en ‘Been Away Too Long’ (Chris Cornell/Ben Shepherd) darnos un título casi de redención, de confesión personal y grupal con la banda, diciéndonos que estuvieron lejos por demasiado tiempo y este regreso les hace bien. La letra va jugando con esta doble intención de contar una historia, a la vez de darle un sentido a su regreso como banda. Un relato caprichoso, de destino, arrepentimiento por alejarse y al mismo tiempo de confesión de nunca realmente haber querido estar donde estaban.

«No se sabe dónde está el borde del cuchillo / Y nadie sabe donde esta la vida inteligente / Nadie me conoce / Nadie me salva / Nadie me ama o me odia / Pero es el destino / Yo sólo quería un descanso / He estado lejos por mucho tiempo»

Son historias de corte personal, de relaciones humanas y del motor de todo ser humano como es el amor, aún cuando no hay canciones de amor y abundan las de desamor y mentira, que en su conjunto van formando el panorama de las líricas que acompañan a los acordes de los mejores discos de 2012. Una muestra de como ven el mundo aquellos compositores, donde a veces podemos sentirnos interpretados o bien compartir la visión que nos entregan y así convertirse en nuestras favoritas y ser más que unos buenos acordes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: