Cine +Rock: Porcupine XXX

Seguramente fue una idea bajo los efectos del alcohol o en algún estado de inconsciencia tras una tarde loca de experimentación con drogas. O quizás, sólo es un caso de una genial sinestesia melómano-cinéfila. Cualquiera sea la razón, el asunto es que dentro de la extensa discografía de los ingleses Porcupine Tree podemos encontrar una canción «inspirada» en uno de los estandartes del cine erótico de los 80. Hablamos del señor Giovanni Brass.

Más conocido como Tinto Brass, el reconocido director de cine erótico italiano inicio sus pasos en el mundo del séptimo arte al lado de titanes del neorrealiamo italiano como Federico Fellini (La Dolce Vita, 8 ½) y Roberto Rossellini (Roma Città Aperta, Paisá). Luego de incursionar en variados géneros como el documental, el spaghetti western y la comedia, Brass decide dar un giro a su carrera y en 1976 filma Salon Kitty, una película que mezcla una historia de prostitutas en medio de la Alemania Nazi. Este sería el puntapié para que Brass se dedicara en los próximos años a rodar películas con alto contenido erótico mezclados con iconografías históricas, sin dejar de lado el ojo estético y la técnica aprendida en su juventud .

Ahora, ¿por qué Porcupine Tree compuso y tituló una canción con el nombre de este voyerista director? La verdad, el camino que intersectó al softporno con el rock progresivo fue casualidad. Steven Wilson, líder de los ingleses cuenta que conoció a Tintoretto gracias a un libro de cine que tenía su novia, en cuya portada aparecía el mencionado director. Luego de una nefasta investigación para saber más de éste (donde no obtuvo mayor información y ya encontrándose en proceso de composición del tema) decide incluir en el comienzo de la canción una parte narrada, en japonés, sobre algunos datos biográficos de Brass.

Musicalmente, el track 11 del álbum Stupid Dream (1999), se configura como una pieza clásica de rock progresivo: un instrumental de seis minutos, tintes de sicodelia y retazos sonoros clásicos que no hacen otra cosa más que un inmediato link a sus inspiraciones más cercanas como King Crimson o Jethro Tull. Una particularidad del tema es que es el único track del LP compuesto por toda la banda y además está incluido en 3 registros oficiales (en vivo) en su discografía.

Si bien es cierto al escuchar el tema no evoca ni lanza una pista sobre quién podría ser Tinto Brass, el antecedente está y ya no es tan inaccesible la información para generar el vínculo como lo fue para Wilson hace 12 años atrás.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: