Bad Religion – Punk Rock con Balde

20.00hrs, asoma al escenario BBs Paranoicos. Grata sorpresa
ver un cuarteto impecable en la ejecución, muy buenos músicos de punkrock, lo
cual en el medio local es generalmente una deuda suplida con actitud. Acá una
detención sobre el sonido. Apostado sobre la primera fila, la estridencia era
tal, que las guitarras se hundían en los graves sobre los que saturaba el bombo
de la batería. Las voces, imposibles de entender, y no es que el equipamiento
de la banda no fuera comparable a los cabeza de cartel, muy por el contrario,
excelentes amplificadores, muy buena batería, y todo correctamente
microfoneado, sin embargo, como siempre, el pulpo tras las perillas, más
preocupado del volumen que  de la calidad
del sonido. Señores sonidistas chilenos, a veces menos es más. Para
confirmación de ello, Bad Religion tocó a un volumen bastante más bajo, sin que
esto les restara eficiencia sonora, o desinflara el efecto del sonido sobre la
humanidad de cada asistente.

20.40hrs, se inicia el paseo de los técnicos que retiran
instrumentos y equipos de los BBs paranoicos. Asoman los “probadores de
micrófonos”, y entre ellos, el propio Brian Baker, que conectaba
su pedalera de efectos, encendía su amplificador a tubos, para que estuviera
dispuesto al minuto de salir, y chequeaba cables y conexiones. Todo en completo
anonimato, hasta que algunos que lo reconocimos quisimos saludarlo, a lo que
respondió gentilmente y luego pidió con un gesto algo que puede traducirse como
“quédense piola oh!”. Bad Religion más de alguna vez se ha burlado de bandas
como Metallica, que tiene asistentes para limpiar las guitarras, otros para
encordarlas, otros para afinarlas, otros para que los peinen (bueno ya
entenderán la idea), sin embargo en ellos está la carrera de hacerlo todo por
sí mismos.
21.00hrs con una puntualidad que ya se la quisieran los fans
de Guns N’ Roses,  inicia el show. El
power, como se indica más arriba, no decayó en lo más mínimo con la baja del
volumen. El sonido de inicio a fin, tenía la receta perfecta para el perilleo,
guitarras nítidas, un bajo balanceado, y una batería demoledora. Brooks Wackerman
debe ser el mejor baterista de punkrock que haya jamás visto.

Bad Religion es una banda con un carrete de 30 años, y me
imagino que hacer el setlist general de la gira debió implicar bastante trabajo,
el que siempre merecerá crítica, sobretodo para quienes tenemos un perfecto
setlist personal con los temas favoritos, sin embargo el recorrido por esos 30
años, dio en temas que son verdaderos himnos, y que se agradecieron con un pogo
prácticamente permanente durante la hora y media de
concierto.
El show abrió con The Resist Stance, y siguió Social
Suicide de sus últimos discos. El tercero, un clásico, 21st Century Digital
Boy, para el deleite de quienes le seguimos la carrera desde hace años.
De inmediato se observa cómo lo pasan de bien los
californianos tocando. Una hermandad sustentada en el ejercicio de subir a un
escenario, y una conexión con la situación entre los personajes en el escenario
y el público de igual intensidad.
Jay Bentley y Brian Baker disfrutando los temas tanto como el
público, pusieron el alma en el borde izquierdo del escenario. Brooks, aforrándole a la batería con una prolijidad única. El Professor Graffin, aplicado a cantar con excelencia, y Hetson haciendo riffs y solos con la precisión de un maestro.
Aun cuando se podría haber esperado algún mensaje sobre el
tema de los estudiantes, o el momento social en general, cuestión que no se
produjo, la comunión con el público no fue menos intensa que cada vez que vinieron,
excepto cuando les tocó ser teloneros de Velvet Revolver.
El momento hardcore se produjo gracias a temas como Sinister
Rouge, Atomic Garden, Generator y por sobre todos, los himnos Do What You Want
y No Control. 
El bis, se despacha con 3 temas fundamentales, American
Jesus, Infected y Sorrow.
Un setlist perfecto, al que muchos le hubiéramos agregado,
pero en ningún caso restado o sustituído algún tema.
Bad Religion es un estandarte punk, que no descansa en la
despreocupación por el sonido y la ejecución. Estos monstruos del hardcore
melódico, hicieron su trabajo con maestría. No por nada, son los padres de este
subgénero del punkrock.

Sobre la cancha del teatro, Bad Religion repartió punkrock de calidad a baldeadas.

Ojalá no se cumpla esto que comentaba Graffin de estar un poco viejos como para anunciar próximas venidas.


Video de

Setlist:

01 – The Resist Stance
02 – Social Suicide
03 – 21st Century (Digital Boy)
04 – Los Angeles Is Burning
05 – Wrong Way Kids
06 – Overture
07 – Sinister Rouge
08 – Atomic Garden
09 – Before You Die
10 – Recipe For Hate
11 – I Want To Conquer The World
12 – Come Join Us
13 – New Dark Ages
14 – Do What You Want
15 – You
16 – Modern Man
17 – Generator
18 – The Defense
19 – Let Them Eat War
20 – No Control
21 – Anesthesia
22 – Along the Way
23 – Fuck Armageddon… This Is Hell
24 – American Jesus
25 – Infected
26 – Sorrow

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: